Por cortesía de Posventa.info

Los presidentes de las patronales sectoriales de Córdoba, Málaga, Granada, Huelva, Cádiz y Jaén, integradas en Ganvam Andalucía, firman un documento en el que lanzan propuestas de valor en un nuevo entorno de restricción de la movilidad.

Ganvam Andalucía, agrupación regional de las patronales sectoriales del sector de reparación y venta de todo tipo de vehículos a motor, ha publicado un documento en el que reflexiona sobre la situación vivida por las empresas reparadoras, talleres independientes y oficiales, desde la Declaración del Estado de Alarma, el pasado 14 de Marzo, en virtud al Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.

“En este Real Decreto, que por su excepcionalidad supuso la convulsión de la actividad económica general, se estableció de manera generalizada una importantísima restricción a la movilidad personal con sus efectos directos sobre la actividad económica que han sido y son patentes en la actualidad”. Ganvam Andalucía se refiere al Artículo 7 de la normativa, en el que se establecía la Limitación de la libertad de circulación de las personas.

“Además, de manera complementaria se dictaron restricciones a la apertura de empresas en este Real Decreto, y en otros subsiguientes motivados por la extraordinaria alarma económica que, en nuestro sector, reparación de vehículos a motor, quedó resumido de la siguiente manera: Quedó excluida de la obligación de cerrar al público general”. Según la entidad, “la razón fue ser considerada una actividad esencial en su intervención para garantizar la Movilidad Mínima Esencial de transporte de mercancías, servicios de emergencia y cualquiera de las mínimas movilidades personales referidas en el ya recogido Artículo 7″.

Las asociaciones andaluzas recogen en el documento que “el impacto negativo se vio incrementado porque solo se permitían las reparaciones urgentes y necesarias para garantizar esta movilidad, dejando de lado las revisiones de mantenimiento y otras que suponen el mantenimiento preventivo de los fabricantes para mantener las garantías”.

Por lo tanto, desde Ganvam Andalucía creen que “las empresas quedaron al arbitrio de la incertidumbre: sin clientes, sin reparaciones, sin estar cerrados por ley y, por lo tanto, sin derecho objetivo a acceder de manera directa a los ERTEs por Fuerza Mayor”.

Desde las patronales se transmitió a la Administración competente la situación crrítica de los reparadores, sobre todo en las poblaciones más pequeñas. “No olvidemos que la mayoría del sector lo componen pequeños autónomos de 0 a 3 empleados cuya economía es tremendamente sensible y cortoplacista“, subrayan desde las patronales sectoriales, para añadir que “el cierre de las ITVs no hizo sino agravar el problema (que aún estamos sufriendo), creando un verdadero “embudo” automovilístico y problemas en la seguridad vial”.

La intención de los integrantes de Ganvam Andalucía con su escrito es “reflejar de manera clara lo ocurrido para que, en el caso de avanzar hacia entornos más restrictivos porque la situación sanitaria así lo exija, se tengan en consideración las particularidades de nuestro sector, reparación y venta de vehículos. Adicionalmente es vital que, en ese caso, no se contemple el cierre de las estaciones de ITV, pues los efectos adversos en la seguridad vial son evidentes, además del colapso que se produce en la reactivación”.

Por otro lado, el sector afirma haber hecho un esfuerzo enorme por reincorporar a las plantillas pese a la caída de la actividad. “Actualmente, las empresas deben contar con menos de un 10% de trabajadores en ERTEs, pero tanto las empresas como los autónomos no podrían soportar nuevas caídas de actividad y harían inviable su continuidad si se produjeran nuevas restricciones y no se ayuda a este sector estratégico de la economía que emplea a más de 50.000 trabajadores en Andalucía”.

Por tanto y según las razones expuestas, en un nuevo entorno de restricción de la movilidad, desde Ganvam Andalucía solicitan se considere en la normativa que se promulgue:

  • El permiso para que los ciudadanos/empresas acudan libremente, pero con cita previa, a sus talleres de confianza (independientes u oficiales), tanto para los mantenimientos periódicos como para las operaciones de reparación de todo tipo, incluidas las revisiones pre-itv. Tanto el ciudadano como el taller deberán cumplir estrictamente los protocolos de prevención ante el contagio.
  • El permiso para que los ciudadanos/empresas puedan acudir a la Inspección Técnica de vehículos, siempre con cita previa, evitando que circulen vehículos sin la preceptiva revisión.

EQUIPO FEDAMA

Language »